Follow by Email

lunes, 13 de febrero de 2012

Llegué, dijiste mi nombre y yo torpe como suelo serlo, no escuché, pero sí: "Allison" fue lo que escuché. Giré y era un niño de aquellos que conocí hace algunos meses. Solíamos conversar, pero su timidez es tal que había días en los que no me reconocía y simplemente pasaba por alto mi exitencia. Hace unos días le escribí para pedirle que le diga a un amigo mío que me escriba, que quería hablar con él. Sin embargo la sorpresa hoy fue tal que parece que todo hubiera conspiarado para que me encuentre con él y conversáramos. Hoy fuí linda, tuve tiempo de arreglarme y en nuestra conversación inconcientemente él ya sabía mucha cosas de mí. Reviví el día de hoy y tengo un poquito más de fé, no estaré sola, hay quienes piensan en mí.

1 comentario: